28 de noviembre de 2011

Dr. Penchaszadeh: la vocación al servicio de la memoria

Cita en las Diagonales tuvo el honor de entrevistar al Dr. Víctor Penchaszadeh. Este profesional fue uno de los creadores del primer “índice de abuelidad”, que permitió identificar a hijos de desaparecidos, y del Banco de Datos Genéticos, según reza en esta nota.

El 19 de diciembre de 1975, un comando armado intentó secuestrarlo en su consultorio de avenida Callao, a metros de Santa Fe, en pleno centro de la ciudad de Buenos Aires. Luego de dos horas de golpes e interrogatorios, tres matones lo bajaron hasta la calle con una mordaza en la boca, los ojos vendados y las manos atadas atrás. “Así y todo, no pudieron llevarme", afirmó Penchaszadeh.

Luego de este incidente, partió al exilio. Desde allí, participó en actividades de denuncia ante diversos organismos y colabora desde su profesión con Abuelas de Plaza de Mayo.

“Para un profesional de la salud, asegurar que el Estado cumpla con su obligación de garantizar el derecho a éste bien es un tema tan médico como saber curar una neumonía o prevenir el sarampión”, afirmó Penchaszadeh en la nota mencionada al principio de este texto.

El currículum de este profesional es notable. Penchaszadeh es:
  • Médico (UBA); Pediatra; Genetista; Master en Salud Pública (Univ. Johns Hopkins); Cirujano (UCV); Certificación en Bioética y Humanidades médicas (Univ. de Columbia) 
  • Asesor en Genética e Identidad. Asociación Abuelas de Plaza de Mayo 
  • Miembro de panel de expertos en Genética Humana de la OMS 
  • Ex presidente del Comité Asesor de Investigación en Salud; OPS/OMS 
  • Ex consultor regional de Genética para América Latina y Caribe de la OPS 
  • Miembro del Consejo Consultivo de la Red Latinoamericana de Bioética. UNESCO.

Próximamente, el Dr. Penchaszadeh contará en Cita en las Diagonales todo acerca de su historia de vida, su vocación y su apoyo a la causa de las Abuelas de Plaza de Mayo.


María Gracia Subercaseaux: la fotografía como vocación y como necesidad

María Gracia Subercaseaux es la nueva entrevistada de nuestra revista audiovisual de psicoanálisis y cultura Cita en las Diagonales. Ella es una fotógrafa chilena muy reconocida en su país. Llegó al conocimiento del público en general luego de que se animara a realizar una exposición con autorretratos donde posaba desnuda. Junto con la reprobación de una parte de la (conservadora) sociedad chilena, llegaron las primeras críticas profesionales de su obra, que destacaron el valor artístico de sus fotografías.

"Me pasaba el día encerrada en una pieza, desnuda sacando fotos, sin ver la imagen", contó María Gracia durante la entrevista. A través de sus autorretratos, afirma que se encontró consigo misma: "supe de qué estaba hecha, me vi; se me acabó la necesidad de que otros me vieran". La fotografía reunió, entonces, una vocación junto con un desafío personal.

Les dejamos el video con nuestra entrevista y una selección de sus fotos.


María Gracia Subercaseaux





























Su relación con la fotografía comenzó a partir de un hecho traumático: el fallecimiento de su hermano. "A los pocos días de suceder, llegaron a casa unas fotografías que lo mostraban a pocos días antes de su muerte. Esto me puso en contacto con la muerte y con la memoria. Después que murió mi hermano nacieron mis hijos y yo pensaba: "si no tuviese esta imágenes ¿cómo les explico que tuve un hermano?”.

Afirma que tiene un "apego casi obsesivo a guardar, a tener que robarme esos momentos de la vida, que es lo que hace la fotografía. Me tranquiliza saber que tengo guardados los momentos que considero más importantes".


























Estas son algunas de sus fotos. Pueden visitar el espacio profesional de María Gracia, www.subercaseaux.com.

17 de noviembre de 2011

Vínculos: Asociación Mundial de Psicoanálisis

Inauguramos la sección "Vínculos" en Cita en las Diagonales. Pueden acceder a la misma ingresando a www.citaenlasdiagonales.com.ar. En el video que adjuntamos, se reproduce una parte del trabajo realizado en esta sección, que incluye links a las distintas escuelas de la Asociación Mundial de Psicoanálisis: EOL, ECF, EBP, ELP, NEL, NLS y SLP.


Cita en las Diagonales es nuestra revista audiovisual de psicoanálisis y cultura que nació de la mano de Tomás Hoffmann (Director) y Susana B. de Hoffmann (Arte y Producción), miembros de la Escuela de la Orientación Lacaniana (EOL) y de la Asociación Mundial de Psicoanálisis (AMP).

16 de noviembre de 2011

"Vocaciones": Martina Gusmán, actriz

Cita en las Diagonales entrevistó a Martina Gusmán, actriz argentina que se hizo conocida por películas como "Leonera" y "Carancho", ambas bajo dirección de su marido, Pablo Trapero.

En el video que compartimos más abajo, Martina cuenta cómo construyó los personajes de sus películas. Según relata, para meterse en el papel de Julia ("Leonera") se entrevistó durante casi un año con mujeres en distintas cárceles del conurbano bonaerense. Dijo que fue "súper fuerte para mí tener que entrevistarme con las chicas de los penales. El personaje de Julia recoge, de alguna manera, pequeñas partes de sus historias personales. Tuve que enfrentarme al tema de qué significa la falta de libertad".

Esta es una de las tres partes que componen esta nueva entrevista de Cita en las Diagonales; un nuevo recorrido de nuestra publicación acerca de qué son nuestras vocaciones, cómo las descubrimos y cómo las alimentamos día a día.


Martina Gusmán y sus películas



Su relación con el psicoanálisis



Su niñez




11 de noviembre de 2011

"Vocaciones": Susana Hoffmann y las artes audiovisuales

 Paloma Fabrykant, el "Mono" Izarrualde y Aline Meyer son algunos de los entrevistados de Cita en las Diagonales que se animaron a contarnos una parte importante de su vida: sus vocaciones. Hoy es Susana Hoffmann, Directora de Arte y Producción de nuestra revista, quien va a mostrar una de las suyas: las artes audiovisuales.

Susana armó un reel de trabajos que muestra imágenes de algunas de sus obras. Se pueden ver extractos de sus dos documentales ("Guillermo Kuitka 2003" y "Estudio sobre el calzado"); de un cortometraje que coprodujo ("Futbolhadas") y de uno de los programas que dirigió en los canales Plus Satelital y La TV Pública ("La partida", donde entrevistó a Víctor Hugo Morales, Ricardo Darín, Cecilia Roth y María Kodama, entre otros).

¿Cuáles son tus vocaciones? Ingresá a www.facebook.com/susanahoffmann y enterate cómo podés  participar en nuestra revista.


Reel de trabajos- Susana Hoffmann- Tomás Hoffmann



"Vida de Lacan", de Jaques-Alain Miller

Los invitamos a acceder a este enlace del CEIP Lacaniano de Santiago de Chile, donde se transcribió una breve reseña de "Vida de Lacan. Escrita para la opinión ilustrada", de Jacques-Alain Miller.

(Imagen: CEIP Lacaniano de Santiago de Chile)

10 de noviembre de 2011

Escriben los psicoanalistas: "Santiago, sacúdete en tu cripta", por Constanza Michelson

Este es el tercer trabajo de la psicoanalista Constanza Michelson, corresponsal chilena de nuestra revista, que publicamos en nuestro blog. No olviden visitar su blog, www.psicoanalisisylaciudad.blogspot.com, donde ella publicó este trabajo originariamente. Para leer los dos trabajos que publicamos en nuestro blog con anterioridad, puden acceder por aquí y por aquí.


Santiago sacúdete en tu cripta

Año traicionero, excesivo, siniestro, ridículo, pero ante todo trágico. La mayor desventura no es –como muchos afirmarán– el caprichoso azote de la naturaleza; sino que la forma en que toda reflexión crítica posterior a los desastres es reabsorbida por el discurso tecnocrático. Como si todo se tratara de estadísticas, tecnología, procedimientos; todo análisis converge en la idea de que existe entonces un saber absoluto, el que mediante la ciencia y una buena administración se alcanzaría. Si todo se puede: fin de la historia, eclipse de las contradicciones estructurales del sistema.

Así, las críticas lanzadas multidireccionalmente no generan más que un simulacro de discusión política, una que se encarga de que cada quien quede en su lugar; lugares dispuestos por un discurso ideológico.

Parte de este simulacro tiene que ver con crear antagonismos inofensivos: la naturaleza despiadada contra el hombre, los saqueadores versus los ciudadanos, el gobierno y una supuesta oposición, los malvados dueños de minas y los buenos como Farkas, el santo Bielsa y los mafiosos, las cárceles públicas versus las modernas concesionadas, etc.

Olvidando el principal de los antagonismos: la desigualdad entre ricos y pobres. La cual gracias a la segregación urbana hace cada vez más difícil que ambos se topen. Así se olvida el olvido.

Bicentenario lleno de luces, de ficciones épicas y sus consiguientes lecciones morales. Tan hipócrita como el apólogo de San Martín: éste al toparse con un pordiosero entrega la mitad de su abrigo; acto ético que es santificado. Caridad, incluso mezquina, que ubica a un héroe y a un pobre – que ni nombre tiene el desgraciado - a medio calentarse. ¿Qué implica esta ética? Supone que lo que un pobre requiere es resolver una necesidad básica, aunque sea con medio abrigo, si total así no se va a morir. Entonces el héroe da, pero da a la necesidad material del otro, no da su rango. No. Eso ni cagando: las cosas deben seguir igual, de eso se trata.

De ahí que generalmente surja indignación cuando un pobre se compra un plasma con el dinero de la beneficencia. Parece que sólo los ricos pueden acceder al goce, los pobres deben quedarse en el silencio indigno de la necesidad. Plusvalía del goce dice el psicoanálisis (al menos un psicoanálisis). Por cierto, hoy hay un valor más que se les puede usurpar: el show impúdico que una prensa hace con ellos.

Dar la mitad del abrigo, heroísmo fálico, algo así como el acto Bielsa. Ok, sé que el fútbol no es lo mío (no sé por qué siento que tengo que pedir perdón para hablar de esto), pero luego de escuchar a tanto hombre llorón hablando de la ética del entrenador, me queda la misma pregunta: ¿qué pierde realmente Bielsa? Si igual tendrá un súper trabajo; ¿por qué no se las jugó por Chile?

J. A. Miller compara el apólogo de San Martín con el juicio de Salomón. Ese que propone partir a un bebé en dos ante una disputa de dos mujeres por su maternidad. Ante la renuncia de una de éstas a la a la contienda para salvar al pequeño, se decide que entonces ella es la verdadera madre. Gesto de entrega, que implica otorgar el más valioso de los bienes: su posición en el mundo.

Otorgar la posición, o relativizarla al menos, genera vacilación subjetiva, como al jefe que despiden después de veinte años: se rearticulan las relaciones y las condiciones de existencia.

Me pregunto por qué tanta negación a otorgar más que un subsidio material a los excluidos, como sería reconocer y proteger la dignidad- esa que este año hemos escuchado reclamar a gritos. Supongo porque ese gesto implica reorganizar los conflictos, poner otros nombres; quizás reponer los antagonismos contundentes antes que los inocuos. Reconocer la dignidad del Otro, el de la diferencia radical, lleva a cuestionar los paraísos inventados, hace vacilar a la hegemonía. Ya lo decía: lo principal es que al apagarse las cámaras todo quede en su lugar, por supuesto que nadie muera de frío.

Al menos sonrojado debe estar el apóstol Santiago. Patrono de la capital, quien al ser martirizado dice que sus manos podrán estar atadas pero no su lengua. Aunque el cuerpo sufra, es el nombre singular, la dignidad, el reconocimiento en el derecho el que mantiene nuestra humanidad. Devolver la palabra al otro es un primer paso.

Constanza Michelson
Publicado con autorización del autor

7 de noviembre de 2011

¿Cómo se lee "Cita en las Diagonales"?

Susana Hoffmann explica en 3 minutos cómo se lee Cita en las Diagonales, nuestra revista audiovisual de psicoanálisis y cultura. Hacé click en el video y luego ingresá a nuestra página web, www.citaenlasdiagonales.com.ar, para disfrutar de todos los contenidos que tenemos disponibles: entrevistas, música, las vocaciones de los niños, nuestra sección "Escriben los psicoanalistas" y mucho más.



"Hoy X Vos", un proyecto solidario que viajó a Formosa

Hoy X Vos es un proyecto solidario maravilloso. Viajaron recientemente a Formosa, donde llevaron alimentos, materiales, juegos y mucho afecto a las escuelas humildes de la zona. Fue un recorrido de cuatro días que culminó con mucho éxito.

La ONG está integrada por un grupo de jóvenes que dedica parte de su vida en colaborar activa y solidariamente con distintas escuelas del interior de nuestro país. Desde Cita en las Diagonales quisimos compartir con nuestros lectores algunas fotos de su viaje para que aprecien lo hermoso de su experiencia.

Si quieren conocer más sobre el trabajo de Hoy X Vos, pueden hacerse amigos de su espacio en Facebook. También pueden enterarse más sobre su proyecto, donarles o participar, ingresando a www.proyectohoyxvos.com.ar.

Le enviamos nuestros cariños a Anastasia Baranoff y los amigos de "Hoy X Vos" por todo este material y por su aporte solidario.










Susana Hoffmann presenta www.citaenlasdiagonales.com.ar

¿De qué trata Cita en las Diagonales? Susana Hoffmann, Directora de Arte y Producción, se presenta ante todos los lectores y relata en dos minutos lo más importante de la revista. Pasen y vean!


 



1 de noviembre de 2011

Escriben los psicoanalistas: "Internet para psicoanalistas (algunas claves)", por Tomás M. Hoffmann


Internet para psicoanalistas (algunas claves)

Por Tomás M. Hoffmann


No. Por principios. Y porque si no se establecen  algunos 'no', no se puede iniciar nada. Más allá de que estemos en época marxista (grouchista) en la cual prolifera que: "estos son mis principios; y si no te gustan...tengo otros."  

No quiero aquí, en una revista que circula por Internet con la pretensión de dar cita a diversos hacedores de cultura entretejidos con el psicoanálisis, destacar los efectos psicológicamente generalizables de la www.

Tampoco quiero referirme a los usos 'In treatment'  del correo electrónico, chat o Skype (pronúnciese skaip y 'no' escaip -escape- como me lo hace oír con reiteración una paciente que curiosamente sabe tanto de inglés como de huidas). Menos aún denunciar la degradación de lectura proporcional al incremento de información obtenida googleando.

Algo más tentador resulta interiorizarse en ciertas adicciones, siempre al acecho en lo que cautiva. Me limito a haber escuchado que no son pocos aquellos que teniendo la posibilidad de satisfacción tan al alcance de la mano y de la mirada, a fin de sentirse un poco menos idiotas en su masturbación, terminan ocupando -a veces para su sorpresa- el papel de su partenaire fantaseado en la actividad sexual.

Pueden surgir revelaciones.

Algunas, orientadoras, me han sido proporcionadas por diversos materiales clínicos. Me referiré a algunas viñetas que han podido desarrollarse y que despiertan deseo de saber; de inventar con  pretensión de generalizar.

Un adolescente con un aplastamiento en el deseo apenitas sacudido por su analista y por circunstancias de la vida no sólo podía atribuir dicho desgano a la gran energía que le era succionada por los interminables juegos de computadora. En algún momento fue escuchado en una escueta constatación: se quedaba sin armas para afrontar lo que la vida le presentaba como escollos, en formas elementales de un examen impostergable o alguna chica que le podía interesar algo. No era sólo que sus energías eran consumidas por el ordenador, ni que éstas se utilizaban en los juegos de guerra que dominaban ampliamente su quehacer de fantasía en juego; era su propia estrategia en el escenario la que lo despojaba de las mismas de modo paradójico. Guardaba sus armas para el final; cuidaba de ellas a fin de cubrir la retaguardia de las misiones donde sus compañeros iban al frente de modo tal que nunca llegaba a poder utilizarlas para sí. Era el 'último hombre'. Cuando llegaba el final, cuando podía disponer de ellas, el juego ya había terminado. Y así en su vida. Fue vivificante el que pudiera sacudir esta posición.

Varias veces recibimos sugerencias o pedidos de que veamos tal o cual video en You Tube. Hay insistencias o énfasis particulares que se hacen escuchar más; fue el caso donde la recomendada 'Loca de mierda' tuvo su lugar. No tanto por su notable histrionismo, ni tampoco por el argumento de los problemas presentados, sino más bien por su imperioso deseo de hacer saber lo que le aquejaba. Ponerle un nombre 'propio' a un sinfín de padecimientos diversos (y también alejados de los del personaje de Malena Pichot) implicó  que luego de meses de aparecer de modo 'logorreico', éstos podían  ser reducidos y abordados en su particularidad gracias al trabajo que se tomaba la analizante en transmitir con la mayor limpieza posible su posición. Había que dejar de disfrutar de los exabruptos y denuncias del escatológico personaje.

Una magnífica película, realizada a partir del libro de Jerzy Kosinsky, 'Desde el Jardín', ponía en escena de modo desopilante cómo un jardinero, débil, probable psicótico ordinario, con unas pocas frases sin metáfora alguna y algunas imágenes recibidas de una TV establecía (por la lectura de los otros) un lazo social que, con todo su endeblez, lo llevaba a convertirse en persona de confianza de un magnate de los E.U.A, el cual, próximo a su muerte, le dejaba a cargo a su mujer,  y lo presentaba como asesor presidencial para culminar siendo dicho personaje el próximo candidato a presidente. Su aprendizaje por la visión de posturas gimnásticas por TV a fin de abordar a una mujer en el acto sexual es tan memorable como el orgasmo de Sally frente al incrédulo Harry. Nada humorística, desoladora y angustiante fue la presentación de una joven que tuve la oportunidad de comentar en un ateneo. Rechazando por distintos motivos sus referencias paternas y maternas se ‘constituía’ básicamente por Internet. “Hacer algo (atraer un hombre) de la  nada”, como ella decía, si bien puede evocar varias mascaradas femeninas; en su caso rozaba con su confesión de que “sólo se informaba; aprendía por videos interactivos y que la mayoría de la cosas las ‘superaba’ aprendiendo por internet”. Un insomnio pertinaz,  un malestar insistente con una parte de su cuerpo, una desorientación vocacional e importantes dificultades de relación, acompañaron su presentación.

De una consistencia mucho mayor, y habiendo logrado avanzar en cuestiones relevantes de su análisis, este analizante sorprendió y ubicó su posición en la vida a partir del manejo de las palabras claves. Me refiero a sus contraseñas, sus ‘passwords’; esa sucesión letras y/o números que cuya secuencia no puede ser alterada en lo más mínimo si se las utiliza para acceder a la información personal de cada uno; sea su correo, sus accesos a redes sociales; a instituciones o servicios. Tratándose de una persona muy ordenada, había distribuido sus contraseñas de modo muy meticuloso, predominando una que evocaba además su espíritu aventurado de (como dice de sí Eduardo Galeano) ‘cazador de historias’. Había otras. Pero, como lo dijo un día, había pergeñado: ‘la password de las contraseñas’.  Era aquella que daba acceso a todas sus otras contraseñas. La broma –fallida- que no se hizo esperar era acerca de ‘que pasaba si se olvidaba de esa clave’. Por varios-interesantes- motivos me dio a entender que ello no era posible. La aplicación de la paradoja de Russell (la contraseña que albergaba todas las contraseñas ¿debía o no estar incluida dentro de las contraseñas albergadas?) con pretensión de perturbar su armazón lógico de conjuntos de lo que fuera, fue recibida cómo quien escucha llover. Era ‘La’ clave. Valía por su orden gramatical, por ser la guardiana de cualquier otra contraseña y por ser nombre propio de una mujer en particular aludiendo (en cuanto ‘antónimo’) a su nombre. Inimitable, singular, preciso, inconfesable aquí. Dando cuenta de gran cantidad de determinaciones, de obsesiones, de inhibiciones y, en cierto modo, del azar (podría imaginarse algo si el nombre hubiese sido 'Fortuna' como antónimo de un nombre como 'Maleficio').

El hallazgo, y el tener cierta idea acerca de cómo se precipitaban mis claves, me impulsó a preguntar -cuando daba la ocasión- sobre los passwords de varios. Si bien el hallazgo tan preciso no se reiteró, lo que no cesaba de escribirse era mucho del carácter de quien lo elegía. Sea en términos de dispersión, de rápida fluctuación, sea por apoyarse en su lugar de trabajo, sea por una fijeza inconmovible, sea porque se dejaba inalterado aquél que había sido otorgado por el Servicio de internet cerrando –sólo por elección subjetiva- la posibilidad de ubicar allí unos caracteres propios. En cada caso, eso se escribía, con un automatismo ‘preconsciente/inconsciente', cada vez que cada cual quería acceder a sus mundos privados, o a las privaciones de sus mundos.

               Octubre de 2011